A+ A A-

Arándano: el fruto que reúne a la ciencia y a la empresa

El Centro de Estudios de Postcosecha de la Universidad de Chile y el Comité de Arándanos de Chile, realizaron una jornada de transferencia de conocimientos que permitirá a los productores mejorar la conservación del exitoso producto de exportación.

 

La Jornada de Transferencia sobre Postcosecha y Enfriamiento de Frutos de Arándano, fue organizada por el Centro de Estudios de Postcosecha (CEPOC) de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile y el Comité de Arándanos de Chile, que reúne a 42 empresas.

“Las instancias de transferencia de investigación son muy importantes porque se acercan mucho a la necesidad de la industria, es importante que las universidades aterricen sus conocimientos  y trabajen muy de la mano con la industria de acuerdo a las necesidades concretas”, señaló Francisca Barros, Subgerente de Calidad y Postcosecha de  La Cooperativa Agrícola y Frutícola de Curicó Ltda. COPEFRUT. 

El evento contó con la presencia de cerca de 30 empresas productoras de arándanos, cuyo objetivo fue entregar conocimientos sobre la destacada experiencia en esta materia de Nueva Zelandia, así como conocimientos, técnicas y procedimientos emanados de la investigación aplicada implementada por CEPOC.

Las exposiciones estuvieron a cargo del Dr. Andrew East, de Massey Institute of Food Science and Technology de la Universidad de Massey de Nueva Zelandia, la Sra. Julia Pinto representante del Comité de Arándanos y el Profesor y Director de CEPOC, Dr. Víctor Hugo Escalona


“La Universidad de Massey de Nueva Zelandia es una de las siete universidades de ese país y es una de las pocas que trabaja en temas de agricultura. Nueva Zelandia es muy importante desde el punto de vista de las exportaciones y para nosotros es un competidor muy fuerte que tiene mucha calidad y muchas veces tiene mejores precios en el mercado. Por ello, es una buena oportunidad tener a los especialistas para hablar de postcosecha”, indicó el Dr. Víctor Hugo Escalona.

La visita de los académicos e investigadores neozelandeses es parte de una iniciativa de la Universidad de Chile, financiada por el Proyecto de Apoyo a la Formación de Redes Internacionales (REDES140203) de  la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica - CONICYT.

Arándano: el preciado fruto del bosque

Los arándanos se introdujeron a Chile a mediados de la década de los años 80, desde esa fecha su crecimiento ha tenido un alza significativa; actualmente más de 13.000 hectáreas están plantadas entre Copiapó y Puerto Montt, con la mayoría de la producción proveniente de la Región del Biobío. 

Chile se destaca por ser el segundo productor de arándanos en el mundo, tras Estados Unidos y el más grande en América del Sur, produciendo anualmente cerca de 80.000 toneladas. Se destaca además que Chile es el único país que tiene acceso a China con arándanos frescos.


El éxito de los arándanos chilenos en el mercado internacional ha requerido del apoyo científico de la academia para perfeccionar técnicas que permitan una mejor y mayor durabilidad de los frutos. 

“Sabíamos que los tiempos de producción iban a ser importantes y que necesitábamos buscar mercados para esos productos y necesitábamos una calidad consistente para esos mercados para vender adecuadamente la producción”, señaló Andrés Armstrong, Director Ejecutivo del Comité de Arándanos de Chile.

El Directivo señaló que en este contexto la alianza entre academia y empresas es clave, ya que la investigación científica hace un aporte fundamental al desarrollo de la industria en Chile. 

Si bien existen factores favorables para la exportación del arándano nacional, principalmente por su ubicación geográfica, permitiendo abastecer en contra estación la demanda en el hemisferio norte, a mercados como Estados Unidos, Europa y Asia.Existe una constante preocupación por la desventaja que implica la distancia hacía los principales mercados de destino.

Para contrarrestar el impacto negativo que tiene el largo viaje de los arándanos, los productores están optando por incorporar nuevas tecnologías a la etapa de postcosecha con el objetivo de conservar la calidad para los consumidores del país receptor. En este punto, el tema del enfriamiento del fruto es clave ya que incide directamente en la calidad de la fruta. 

“El principal objetivo de este proyecto es medir lo que está haciendo la industria en la zona de Temuco y de Purranque, conocer cuáles son las velocidades de enfriamiento del fruto, tras lo cual el Profesor Andrew realizará un informe de cada empresa respecto de este proceso. Se debe considerar que si el enfriamiento es rápido, su metabolismo baja y su vida postcosecha es más larga”, señaló el Profesor Víctor Hugo Escalona.

En este sentido, el Dr. Víctor Hugo Escalona sostuvo que se si logra una serie de condiciones de conservación el fruto puede tener una durabilidad -manteniendo su alta calidad- de tres semanas.

Dirección de Extensión - Facultad de Ciencias Agronómicas / Roxana Alvarado, Periodista Campus Sur

blue green orange red

WebMaster facultad 2013 - 2015